12/2/13

Como a los gatos de Boudelaire

Te acaricié mediante mis versos drogada.
Firmándolos a corazón abierto, 
con las entrañas tendidas al sol 
y la médula al desnudo.

Sin pudor ni miedo al tedio
ni a que se me resequen los adentros 
cansados de esperarte en medio de la frialdad 
de este festival de suspiros de invierno 

No hay comentarios:

Publicar un comentario